domingo, 23 de junio de 2013

Recomendaciones para el verano

RECOMENDACIONES PARA EL VERANO

Ya ha llegado el verano, y vuestros/as hijos/as dicen adiós a una etapa educativa para poder empezar otra. Este hecho no supone una ruptura, sino una continuidad que tendréis que llevar con naturalidad y mucha ilusión.

Os proponemos algunas sugerencias que podréis hacer durante este verano:
Dejarlos que hagan las cosas solas, dentro de sus posibilidades, ya que les ayudará a madurar y a adquirir autonomía ( vestirse, desvestirse, comer, ir al baño…)
Que sean ellos mismos los que intenten buscar soluciones a pequeños problemas, que aprendan a preguntar y nosotros como adultos ayudarles a superar las dificultades que vayan surgiendo y a proponerles nuevos retos.
Les daremos pequeñas responsabilidades en las diferentes tareas que se realizan dentro de una casa: guardar su ropa, recoger los juguetes, ayudar a poner la mesa… Estas rutinas irán dándoles seguridad y reforzaran los hábitos.
Intentaremos estimular el lenguaje de los/as niños/as:
- Hablarles correctamente, de forma clara y sin imitar su forma de hablar.
- Darles tiempo para que respondan y no contestar por ellos/as.
- Respetar el turno de palabra.
- Repetir todas las veces que lo necesiten.
- Cuando se equivoquen en algunas conversaciones, no corregirlos inmediatamente, sino ofrecerles un modelo correcto.
Además de seguir estas sugerencias, también hay una serie de actividades que pueden poner en práctica durante el verano:
Practicar el trazo del nombre y apellidos en minúscula.
Trabajar el trazo con minúscula de todas las letras.
Construir palabras.
Hacer dictados.
Construir frases y hacer dibujos de ellas.
Escribir desde el 1 hasta al número que sepan (oral y escrito).
Escribir del 9 al 0.
Hacer series de más de 4 elementos: números, formas, colores…
Escribir números y que pongan el que va delante (anterior) y el que va detrás (posterior).
Iniciarse en la lectura de letras, palabras y frases.
Hacer sumas y restas hasta el 9.
Recordar la fecha (día de la semana, mes, año y estación), y escribirla.
Leer cuentos e inventar historias.
Practicar el trazo de las formas geométricas.
Hacer puzzles.

Atención, tener en cuenta como cogen el lápiz.
Es conveniente que no pierdan el hábito de trabajo escolar adquirido, es por eso que un libro de vacaciones puede ser el motivo para sentarse con ellos un ratito cada día.
Muchas gracias por estos tres años, por vuestra participación y colaboración.
Un fuerte abrazo y un beso muy grande. Que paséis un buen verano.